Día Mundial del Corazón

 

 ¿Por qué se celebra el 29 de septiembre?

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el planeta. Tomando en cuenta esas cifras tan altas, el Día Mundial del Corazón busca concientizar sobre la importancia de cuidar este órgano, que es de vital importancia para nuestra vida.

El día se conmemoró por primera vez en el año 2000, cuando fue designado por la Federación Mundial del Corazón, que contó con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura de las Naciones Unidas (UNESCO)

Los objetivos de este día no solo deben estar relacionados a los avances en el campo de la tecnología, sino también en el campo de la promoción y prevención. Ya que un gran porcentaje de estas muertes podría evitarse con una alimentación saludable, con un consumo bajo de sal y grasas saturadas, evitando el tabaco y el alcohol y manteniendo un estilo de vida activo. Siguiendo unos hábitos saludables las ECV más comunes (como el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular) dejarían de ser la primera causa de muerte a nivel mundial.

 

Principales enfermedades que afectan al corazón

Infarto de miocardio. Más conocido como ‘ataque al corazón’. Son una de las emergencias médicas más grave, porque el tiempo que se tiene para evitar el fallecimiento de la persona es muy breve. Es provocada por el ensanchamiento de las arterias coronarias, encargadas de llevar sangre al corazón.

Miocardiopatías. El corazón no bombea la cantidad de sangre suficiente, porque los músculos cardíacos están dañados y no puede funcionar como es debido. La persona puede llegar a padecer una insuficiencia cardíaca.

Arritmias. Es una alteración del ritmo del corazón. Puede ser una frecuencia de latidos demasiado alta, demasiado baja o irregular. La mayoría de las veces no suelen tener una sintomatología grave.

Hipertensión. Caracterizada por tener una presión alta. Es un factor de riesgo que afecta las arterias coronarias y que puede favorecer la aparición de cardiopatías isquémicas (como angina de pecho, infartos, etc.).

Prevención: ¿cómo cuidar tu corazón?

Aunque en algunas ocasiones puede influir la genética, las ECV son enfermedades no transmisibles, por lo que unos buenos hábitos de vida te ayudarán en gran medida a proteger tu corazón. A continuación, te nombramos algunas recomendaciones que debes tener en cuenta.

Alimentación sana. Para nadie es un misterio que la dieta mediterránea es una de las más recomendadas para seguir un estilo de vida sano. Aumenta la ingesta de omega 3, pescado y vegetales y evita los procesados y las grasas insaturadas.

Adiós al sedentarismo. Encuentra una actividad o deporte que te motive y que pueda formar parte de tu rutina diaria. Al menos media hora de actividad física al día mejorará tu salud cardiovascular.

Malos hábitos. El consumo de tabaco o de alcohol no solo afecta al corazón, sino que también repercute en múltiples órganos de tu cuerpo. Lo mejor es evitar su consumo.

Gente Tóxica

 

 

Diferentes tipos de personas tóxicas:
El ofendido: es el que con una palabra o conducta tuya se ofende y
de esa manera manipula.
Trasmite el mensaje: « Según cómo te comportes, yo estaré o no» , para que los demás queden a la expectativa de sus acciones.
El que tira y corre: es el que pasa, tira un misil y sigue de largo porque lo único que está buscando es tu reacción.
El que triangula: es el que « lleva y trae» , te sumerge en el medio
de una discusión que no te corresponde para que tomes partido y
salgas en defensa de alguna de las partes.
El psicópata: es el que felicita y descalifica al mismo tiempo.
El reaccionario: le gusta discutir, criticar y buscar que te sumes a él
para hacerte perder tiempo.
Un consejo: para caminar con salud, no reacciones ante las palabras de la
gente. Aprende a: No esperar nada de nadie: si ponemos las expectativas en la gente, sólo obtendremos frustración, porque un día responderá bien y otro día mal.
No existe nada más variable que las emociones humanas.
No compararte con nadie: no te compares ni permitas que te comparen porque no necesitas ser como nadie. La persona con problemas de estima vive comparándose: « tú tienes marido, hijos y yo no» , « tú trabajas tanta cantidad de horas pero yo trabajo más» .
Todas las bendiciones tienen un nombre: debes aprender a capturarlas y disfrutar de aquellas que tienen escrito el tuyo.
No «fusilar» a los demás: no tomes como personal lo que te digan
otros: « Alguien me dijo que aquel dijo que el otro habló mal de mí» .
Si te rechazan, no lo asumas como personal: existirán cientos de
justificaciones posibles a cada accionar. Quizá, la persona que te
lastimó fue lastimada, por lo cual herirá a quien sea por su propio
conflicto. No te apresures.
No valorar el dolor: debemos identificarnos con la felicidad y con el
éxito, no con el dolor. No vinimos a este mundo a cargar ninguna cruz
ni a pagar ningún precio, sino a cumplir con nuestro propósito y a
explotar al máximo todo el potencial del que disponemos.
No ponerte en víctima: cada uno tiene el control remoto de sus
emociones y pensamientos: decide qué sentir, qué pensar y qué
hablar.
No entregues el poder de tus sentimientos a los demás, porque
si lo haces, serás un títere en sus manos; nadie podrá lastimarte a
menos que le des permiso.
No querer cambiar a nadie: no gastes tus energías queriendo
cambiar a tu esposo, esposa, suegros, hijos, jefes, etc., porque si la
persona no quiere, no cambia.
La mejor manera de que el otro cambie es no queriéndolo cambiar. Si tenemos en claro y podemos decir « no» a todo aquello que nos perjudicará, si sabemos decir « no» a todo aquello que nos hace ser codependientes de los otros, estaremos listos y preparados para accionar todas aquellas
oportunidades que se merecen un « sí» .
Cuando sabemos decir « no» estamos preparados para defender nuestros propios intereses, lo cual denotará que estamos enfocados hacia nuestros objetivos.
Ser libre de la gente no quiere decir encerrarnos en una burbuja y no tener
contacto con nada que tenga que ver con las personas, sino elegir con quiénes hemos de relacionarnos. La mayoría de los problemas que se nos presentan a diario son interpersonales: una discusión con un jefe, un entredicho con nuestra pareja antes de salir para el trabajo, una negativa que debimos darle a nuestros hijos, un intercambio de palabras con un profesor; siempre hay individuos involucrados.
Tanto sea en el conflicto como en la solución de los inconvenientes, habrá personas de por medio.
Hasta en las mismas emociones que vivenciamos y que recordamos, buenos y malos momentos, hay personas involucradas.
Las heridas tienen un rostro y ese rostro tiene un « nombre» .
Sin embargo, ninguno de estos recuerdos ni emociones que vienen a nuestra
mente debe ser un impedimento para alcanzar nuestros sueños. El ser humano es un ser social, y como tal, necesita relacionarse con pares. El hecho es que muchas veces fallamos, confiamos y nos apegamos a personas que no sumarán, sino que, por el contrario, tratarán por todos los medios boicotear nuestro sueño.
Por eso es que podemos decir « dime con quién andas y te diré adónde llegarás» .
Nuestra meta es poder elegir eficazmente a quienes nos acompañarán en el camino hacia nuestros sueños. Son las conexiones y personas de oro que potenciarán nuestras capacidades al ciento por ciento.
Toda persona que desee establecer relaciones interpersonales sanas necesita:
Tratar bien al otro.
Brindar la atención que el otro merece (sea quien fuese, desde el
portero de la empresa hasta el gerente general).
Establecer los límites necesarios que demande cada tipo de vínculo.
Conectarnos con lo bueno y lo mejor de cada persona: eso nos
permitirá jugar el partido en equipo. Estamos en la « era de los
equipos» , los llaneros solitarios sólo ganan batallas en antiguas series de televisión.

 

Cabello masculino

 

Tradicionalmente el pelo largo fue siempre símbolo de masculinidad. Todos los grandes guerreros de la historia tuvieron el pelo largo, desde los griegos (quienes escribían odas a los cabellos de sus héroes) hasta los nórdicos, desde los indios americanos (famosos por sus largas cabelleras relucientes) hasta los japoneses (los samurai). Y mientras más largo y hermoso fuese el cabello, más viril se consideraba al guerrero. Los vikingos ostentaban sus trenzas y los samurais usaban sus cabellos largos como símbolo de su honor (ellos se cortan la trenza cuando pierden el honor).

A través de la historia los hombres han destacado la importancia del cabello, que al parecer con el tiempo se ha ido olvidando. Para citar ciertos personajes claves en la historia de la Humanidad que utilizaron el cabello largo, ya sea como símbolo de poder, sabiduría, guerrera, libertad o adorno… Nombraré los siguientes:
– Dioses: Odín, Zeus, Jehová, Baal, Horus, Krishna.
– Profetas: Jesús de Nazaret, Lao Tse, Mahoma, Zoroastro.
– Pueblos famosos: Los espartanos, los samurais, los vikingos, los nativos americanos.
– Grandes guerreros: Agamenon de Micenas, Sut Zu, Atila “El Huno”, Gengis Kan, Vlad Tepes, Blas de Lezo.
– Científicos: Arquímedes, Leonardo Da Vinci, Nicolás Copérnico, Isaac Newton.
– Magos: Hérmes Trimegisto, Avisena, Johannes Trithenius.
– Y personajes bíblicos como: Moisés, Noé, Sansón. En fin el listado es largo…

Los romanos fueron quienes “inventaron” el pelo corto por decirlo de alguna forma, entre los siglos I a.C. y V d.C.. En las batallas ellos creían que esto les daba ventajas defensivas, ya que sus oponentes no podían agarrarlos del pelo. También esto los ayudaba a reconocerse entre sí en el campo de batalla. Pero al mismo tiempo fue una decisión política, y los emperadores impusieron a los hombres esta costumbre como forma de control político-social.

Muchos pueblos siguieron manteniendo la costumbre tradicional de asociar el pelo largo a la masculinidad incluso después de las invasiones romanas. Incluso hubo sociedades que obligaban a los hombres a usar pelucas ya que sus cabellos naturales no eran los suficientemente hermosos (ej: Francia siglo XIII).

El cabello corto en los hombres es un “invento” relativamente nuevo que nada tiene que ver con la estética. Hoy en día los hombres lo usan corto porque los pueblos que fueron conquistados por los romanos apodaron esta costumbre generación tras generación y nosotros la heredamos. Hoy en día parece casi natural y muchos creen que los hombres se ven mejor así, pero esa creencia es el resultado de un adoctrinamiento cultural.
Además de las razones que tenían los romanos para cortarse el cabello, el cabello corto pasó a ser símbolo de humillación. Cuando un guerrero era capturado se le cortaba su melena para humillarlo, para quitarle su hermosura. Esa costumbre se retomó en lo que hoy es el servicio militar. Allí cuando los nuevos soldados comienzan su entrenamiento lo primero que les hace es cortarles el cabello para minar su autoestima, hacerlos sumisos y hacerles ver quién manda.

Hoy parece algo inocente. Los hombres no les preocupa tanto la estética y además es muy cómodo usarlo para ellos corto. Pero si lo pensamos bien, la obligación social de cortarse el cabello es equiparable a la opresión sufrida por las mujeres a lo largo de la historia, al no dejarlas mostrar sus piernas usando faldas cortas y cosas así, que ya no se aplica. Pero hoy en día solemos ver a hombres siendo humillados, a veces llamados “gay” por usar el pelo largo, sin saber que el pelo corto es en realidad lo “anti-masculino” y es una imposición social represiva, mientras que el pelo largo simboliza la libertad.

En la era de la rebeldía a partir de 1950, con el comienzo del rock, que el pelo largo en los hombres comenzó a usarse. Y, con este, se extendió el uso del jopo, las patillas se alargaron y el cabello largo pasó a ser signo de rebeldía. En los 60, con la Beatlemanía y los Stones, el jopo se cambió por el flequillo largo y abundante. Las bandas británicas impusieron tendencia, como rebeldía y manteniendo la tradición.

Progresivamente, llegaron los 70, con el hippismo el pelo creció, libre y largo como señal antisistema. Además, también se sumó la cultura reggae con las rastas. En los 80 y 90 el pelo largo estuvo ampliamente influenciado por las bandas de metal y de rock, sobre todo el glam.

La magia de las llaves

 

 

Las Llaves son uno de los amuletos que más magia esconde, son usadas en la magia desde la antigüedad, se usan como amuletos y también en muchos rituales, ya que se les atribuye la virtud esotérica de abrir caminos y de protección.
🗝️Se suele decir que La Llave para ser usada como amuleto se debe encontrar tirada en la calle y si, esa Llave seguro que si la agarras y te la quedas será un amuleto maravilloso, pero también la puedes encontrar en un cajón de tu casa, una Llave ya antigua que ya no uses, La Llave de tu casa anterior, una Llave que te regalen como joya o una que tu quieras comprar en un mercadillos de antigüedades o en una tienda esotérica.
🗝️En todos los casos, sea como sea que adquieras tu Llave, SIEMPRE la tienes que limpiar con sal y ponerlas a cargar con el reflejo de la luna llena, como haces con todos tus amuletos.
🗝️Si quieres que la fortuna te sonría, no dejes de llevar siempre una Llave que ya no uses y cuanto más antigua mejor, porque llevarla en el bolsillo derecho del pantalón o colgada al cuello e incluso en el bolso te ayudará a que se te abran los caminos y te quite esos obstáculos que puedan impedir conseguir lo que te propones.
🗝️Si te regalan La Llave como joya en oro o plata, llevarla colgada en el cuello es un amuleto protector contra el mal de ojo.
🗝️Un amuleto fantástico es tener tres Llaves antiguas unidas, a quien las lleva como amuleto e incluso en tatuajes les asegura salud, riqueza económica y amor, pues abrirá las puertas de estas tres posesiones.
🗝️Tener un cesto lleno de Llaves antiguas que ya no uses en la entrada de tu casa, va a ayudar a las personas que viven en ella a tener los caminos abiertos.
🗝️También tener Llaves viejas en la alacena o en la cocina atrae la prosperidad y la buena suerte.
🗝️Llevar una Llave con un corazón colgada en el cuello o en una pulsera, te ayudará a encontrar el amor verdadero y si ya lo tienes te garantizará la felicidad con tu pareja.
🗝️Cuando estés pasando un momento de tensión, preocupación e incluso de miedo, agarra fuertemente con tu mano derecha La Llave que lleves como amuleto, te aportará suerte y protección.